Fujur Preux (fujurpreuxfics) wrote,
Fujur Preux
fujurpreuxfics

  • Mood:

[FMA] El príncipe rana

Título: El príncipe rana
Fandom: Fullmetal Alchemist
Resumen: El desengaño sufrido no deja dormir a Mei. Mei/Ed, Mei/Al. Spoilers hasta el capítulo 62.
Raiting: G.
Palabras: 556
Dedicado a: Lía, porque me dio el prompt. :3


Mei no podía dormir.

No era la primera noche que pasaba en el sillón del doctor Knox y ahora ya tenía a Xiao Mei de vuelta, así que no es la nostalgia lo que la mantenía despierta, con los ojos fijos en el techo.

No se atrevía a moverse, a ir a la ventana para ver las estrellas como haría cualquier otra mujer que se encontrara en un estado de ánimo similar. El doctor había sido muy claro al respecto de que necesitaba descansar; el hombre se había ganado a pulso su respeto y Mei no estaba dispuesta a sufrir las consecuencias de una nueva desobediencia.

El motivo de los desvelos de Mei era una terrible desilusión, un sueño roto. Más que eso, había sido una burla, ¡un ultraje!

El hermoso príncipe con el que había soñado había sido en realidad un bufón.

Sintiendo cómo sus mejillas se teñían de carmesí, Mei dio gracias porque nadie conocía sus sentimientos, ni se burlaría de ella. Xiao Mei sabía, por supuesto, pero no había alma más linda ni más dulce que Xiao Mei, a quien Mei estaba dispuesta a confiarle todo, incluso sus desengaños amorosos.

Mei suspiró profunda y dolidamente. El suspiro resonó por todo el cuarto antes de desvanecerse en las oscuridad de la noche.

–¿Qué sucede?–preguntó una voz soñolienta, proveniente de detrás del sillón, una que la sobresaltó.

Era el doctor Knox, quien sujetaba con una mano una humeante taza de café y con la otra se rascaba la sombra de la barba.

–Nada...–susurró Mei, cubriéndose hasta la nariz con la manta.

–No puedes dormir, ¿cierto?

Mei negó con la cabeza.

El doctor se sentó en el brazo del sillón y tomó un sorbo de su café. Permaneció en silencio por unos instantes y, de pronto, comenzó a hablar.

–Había una vez una hermosa princesa que vivía en un palacio de oro...

La historia, que no era como nada que Mei hubiese escuchado antes, continuó. La niña se preguntó si acaso sería un cuento tradicional de Amestris. En ese caso, Mei tendría que retribuir con una de las historias de su clan tan pronto como el doctor terminara.

Mientras tanto, Mei puso toda su atención en las palabras del relato, para después, cuando estuviera de vuelta entre su gente, compartirla con ellos.

La historia trataba sobre una princesa, como ella, que anhelaba con todas sus fuerzas casarse con un apuesto príncipe, como ella. Sin embargo, lo que encontró había sido una rana --sí, tal y como ella. No obstante, después de pasar tres pruebas --agua, fuego y compasión--, se descubrió que la rana estaba bajo un hechizo, y que en realidad era el guapo príncipe con el que la princesa quería compartir su vida.

El final del cuento --vivieron felices para siempre-- logró que Mei sintiera como si se revelara ante ella una verdad ante la que había estado ciega antes.

El cuento, como todo buen cuento relatado por un sabio, era en realidad una moraleja de vida.

Lo que Mei debía hacer, simplemente, era esperar a sanar y después salir a buscar la manera de romper el hechizo que había caído sobre Edward Elric, tras de lo cual ambos podrían enfrentar juntos todas las adversidades por venir.



Las buenas intenciones le duraron hasta que escuchó que Alphonse no sufría ningún hechizo que ella tuviera que romper.
Tags: español, fma
Subscribe
Comments for this post were disabled by the author